“Barcarolle pattétique”

El barco se hunde.
Ella entona un aria sin música en la cubierta VIP.
El enano salta y baila con su sonrisa boba buscando su marca (X).
Las ratas gordas chillan y saltan a los “4 botes salvavidas”.
(Bob Esponja les espera 😉
Las ratas famélicas y ratones “coloraos” se asoman aterrados a la borda ante el inminente salto “colectivo”. Preparados! listos!…
(El viento trae un agudo estertor lejano)
… Ô belle nuit d´amour! Le temps et sans retour…
 Requiem

Masacrando zorros

Os recomiendo la lectura del post con este título del blog de Andrés Ferrer. Sólo me queda añadir que hay “tradiciones” salvajes que hemos conseguido erradicar, como los sacrificios de vidas humanas a los dioses de la antiguedad o el derecho de pernada en la edad media. El motivo de que la caza continue vigente es  que los que la practican tienen el poder para  imponer su sádica práctica y disfrute sobre el derecho de los seres inocentes e indefensos que no pueden oponerse. YO TENGO VOZ Y DENUNCIO. Con la misma fuerza e indignación como lo haría si esos seres fuesen humanos. Precisamente el rasgo que nos diferencia de los seres a los que injustificadamente masacramos por placer. Eso es humanidad.

La entrada:

http://antaresferrer.wordpress.com/2011/02/02/masacrando-zorros/

Y ahora un video ilustrativo:

NUEVOS RUMBOS EN 2011

MANIFIESTO DE LOS 40


No diré que a mis tiernos trece años corrí delante de los grises, pero sí que cobijé en mi portal a trabajadores que lo hacían, huyendo de los gases y de las pelotas de goma. Grité ¡OTAN NO!, ¡BASES FUERA!, durante años y no sólo en la Casa de Campo, sino también en mi propia casa, exigiendo respeto por mis ideas y respetando el derecho de otros a disentir aun bajo el mismo techo. Incomprensiblemente, tiempo después nos metieron en la OTAN quienes pregonaban lo contrario; menos mal que no me mataron accidentalmente en alguna manifestación (qué muerte tan estúpida, ¿no?). Arriesgué de nuevo mis apasionados dieciséis años encaramada al techo de un kiosco de la calle, atalaya desde la que defendí la democracia, la libertad de pensamiento y de expresión, la paz, la armonía social, el amor y no la guerra, el respeto por las minorías y la apertura mental, en medio de un río de personas librepensantes, de mi país, de mi ciudad, no de mi misma cuerda muchos de ellos, pero que salieron a defender lo mismo que yo, siendo por tanto mis hermanos en aquel momento glorioso. Me sentí orgullosa de pertenecer a este país, a mi familia, a mi ciudad, sin complejos, que nadie se atreviera a poner en riesgo algo que TODOS habíamos creado. Coherente con mis ideas, ofrecí escondite a insumisos durante la Guerra del Golfo (“esta s es buena guerra, compañeros”) y lloré al no entender de nuevo el por qué de entrada no y pero ahora sí; y por supuesto, me encadené con otras personas como protesta por meternos en ella. Lo siento, pero la guerra es mala, ésta y todas. Eso me enseñaron y en eso sigo creyendo.
Pero ya se ha visto que éstos son años en que las consignas cambian y extrañamente se actúa de modo contrario al que se espera. Y yo lo siento, pero debo juzgar la actitud y la coherencia de los míos que para eso lo son; de la de los otros sólo alegrarme cuando coinciden conmigo y lo han hecho en muchas ocasiones estos años, (hasta con lo de la mili, que mira que peleamos…). Y también respetar cuando disentimos, siempre que ambos utilicemos los cauces de diálogo que yo modestamente he ayudado a crear incluso a riesgo de mi vida. Por tanto, me he ganado el derecho a utilizarlos y a pedir a quienes nos representan que los respeten y utilicen, y si son los que dicen coincidir con mis principios y representar mis ideas, lo exijo sin excusas. No me vale montar un GAL, negociar con asesinos, estafar a los trabajadores, robar de las arcas del Estado (que somos todos) y sobre todo, no escuchar, no respetar otros modos de pensar, además de enfrentar, mentir, crispar, abrir heridas e inventar nuevas que no existían, y todo para dividir, para apasionar y movilizar de nuevo a la gente, porque nos habíamos acercado tanto que ya las ideas empezaban a ser universales, a existir una conciencia y una justicia social asumida por todos (qué peligro para quien ha cifrado su futuro y bienestar burgués en el ejercicio de la política). Los votantes, con el Estado de Bienestar se han relajado, se han moderado, otros se han alejado, muchos que como yo siguen creyendo en las ideas, y ya no en las personas que las representan.
Es triste decirlo pero, llena de vergüenza dije un día para mis adentros: Sí, mejor váyase Sr. González. Y hoy, visto lo visto, sólo acierto a exclamar: ¡Socorro! Y es que este ZP y su entorno son un peligro para la democracia, la libertad, la convivencia y la justicia, y encima se apoya en consignas facilonas, populistas y demagógicas que, gente sin memoria y con deseo de creer en algo, repiten como autómatas pensando que así defiende nuestro modelo de sociedad. ¡Cuidado!, cerrar la mente, descalificar, mentir, tergiversar, insultar y no respetar las ideas de otros es fascismo. Es lo que provoca la hecatombe de una sociedad justa y libre. Tengo más miedo y preocupación por mi país ahora que cuando entraron un montón de energúmenos trasnochados a imponer su orden en las Cortes (y se pasó miedo, ¿eh?). ¿Memoria Histórica?, mis cuarenta años son ya historia y mi memoria, por suerte está intacta y mis fuentes son de primera persona. Sólo quiero que lo sepáis, sólo eso.

MI GALERÍA DE IMAGENES

http://www.flickr.com/photos/27988997@N07/page5/

UPyD Acto Present.Candidatos Generalitat Valenciana. EN PROTESTA hasta suban mi discurso a YOUTUBE, como SI se ha hecho para otro candidato.

http://www.youtube.com/v/tAq3hWBlalU?fs=1&hl=es_ES

COLEGIO PUBLICITARIOS

Anteriores Entradas antiguas